Entrevista Roxanna Cazco: “Desde el entorno de Correa se ve a Assange como un dios”


Roxanna Cazco es una periodista, corresponsal de El Comercio de Ecuador, y editora de El Comercio en España, un semanario para inmigrantes en Madrid.

La entrevisté hace tiempo para la asignatura de Técnicas de la Entrevista. Tuvimos una interesante charla sobre el Periodismo y me enseñó la redacción, que no es como la de El País, sino solo un pisito en el Barrio de Salamanca.

Conseguir el contacto fue lo más interesante de todo. Me pasé horas en la cabina de la Facultad llamando a las Embajadas para ponerme en contacto con periodistas extranjeros en Madrid y llegué a tener varios contactos. Los más interesantes, Roxanna Cazco, de Ecuador y Carolina Espinoza, de una radio de Chile.

Tras unas llamadas más, me puse de acuerdo para hacer la entrevista a Roxanna.

*Aviso: esta entrevista fue hecha el 9/12/2010, como podéis ver en las fotos por eso el tema Assange está poco actualizado.

Sala administrativa de El Comercio

Tengo una pregunta pendiente, porque es un dato que no he encontrado y me interesa. ¿Qué cantidad de lectores tiene El Comercio?

El de acá, tenemos una tirada de 40.000 ejemplares, en el semanario que sale todos los viernes. El de allá, tiene un promedio en fin de semana de 180.000 ejemplares. De lunes a viernes están en 120.000.

¿El público es distinto?

Sí, el target cambia. El semanario se centra en el emigrante económico que ha venido aquí en busca de una mejor vida, que le interesan cosas de servicio, cómo renovar sus papeles, cómo acceder a una oferta de la que no no tiene información. Un poco guiarle para hacer su vida más llevadera acá.

El lector de Ecuador es más bien un lector de clase media, clase media alta, que tiene intereses intelectuales, informativos. La historia es diferente.

Relación España-Ecuador

Vamos a empezar con el tema de las corresponsalías, que ahora está dejando un poco de lado para centrarse más en ser editora. En Ecuador, ¿interesa lo que ocurre en España?

Partiendo de que hay 500.000 ecuatorianos en el país, siempre lo que suceda aquí y que puede involucrar al colectivo inmigrante interesa allá. Por ejemplo, se acaba de aprobar la nueva ley de Extranjería porque hay muchos ecuatorianos que tienen familiares y amigos acá. Partiendo de eso, interesa prácticamente casi todo, porque son inmigrantes pero también son personas que vivan en España y una ley que no tenga que ver con la inmigración, también les afecta.

También atrae mucho la figura del Gobierno español y del Presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Interesan los avances sociales españoles: son un ejemplo, son un referente para muchos políticos, los avances en derechos del colectivo gay, por ejemplo, la interrupción del embarazo, que España es un ejemplo, se pone casi al nivel de Noruega o de Alemania.

Interesa el tema de deportes, Nadal, que son primeros en casi todos los deportes. Interesa la cultura española, los escritores.

Te puedo decir que es muy atractivo para el público ecuatoriano y para las instituciones lo que pueda suceder en España, partiendo de esos dos ejes: los inmigrantes y la cultura.

¿Y eso porqué es?

Yo creo que un gran motivo es el idioma y la historia conjunta. Hablamos el mismo idioma, es fácil que nos entendamos y tenemos muchos códigos en común, no en todos, pero es más fácil entender ciertas posiciones políticas porque tenemos similitudes bastante evidentes. Es difícil por ejemplo, saber qué sucede en Irak o China, son sistemas más complejos y distantes para nosotros. Pero el idioma, la historia y los códigos en común hacen que haya ese flujo de información.

Golpe de Estado contra Correa

Tuvo el problema de ese supuesto Golpe de Estado. ¿Cómo corresponsal, cómo lo vivió desde aquí?

Con incertidumbre, por no tener conexión directa a la información. Lo que hice fue conectarme directamente en el messengger con compañeros periodistas de Ecuador que me decían “mira, pasó esto”.

Lo viví con incertidumbre, con ganas de saber qué pasó y con la necesidad de saber si fue o no un Golpe de Estado. Todavía hay investigaciones, el Presidente lo afirma totalmente, pero hay un porcentaje de la población que lo duda.

He leído que la web se cayó

Sí, se colgó la página web del diario, había tanta cantidad de visitas y de gente intentando saber qué pasaba. Porque claro, en un golpe de Estado, no solo piensas en el Presidente, sino en tu mamá, en tu familia, en tu papá, ¿qué esta pasando? Los militares en la calle, la policía secuestrando al presidente… [tras esta rápida enumeración, respira]. Hubo tantas visitas que se colapsó la página de Ecuador. Al final, lograron resolverlo con una “página de emergencia”, que salía solo una portada.

Como teníamos la página del semanario, colgamos cosas que tenían que ir en la web del diario.

¿Vieron si hubo más movimiento del semanario, aumentaron la tirada o algo?

El problema es que el semanario sale el viernes y esto ocurrió a principio de la semana y no había la posibilidad de qué pudieran obtener información inmediata del semanario. Las visitas del semanario web se incrementaron. Tenemos espacio para comentar y la gente preguntaba. Estaban muy ansiosa de saber lo que estaba pasando en el tema político, pero también con sus familiares..

¿Y esa falta de información la supieron suplir?

Se fue supliendo avanzada la noche. Ya se colgaba información en la web de allá, a la que podíamos acceder desde aquí. A los dos días ya se regularizó y hubo un despliegue informativo superprofundo y extenso.

La redacción. Es más pequeña que mi habitación.

Periodismo y Wikileaks

Lleva de corresponsal en Madrid dos años, ¿ha notado la crisis en el sentido de que hacían más trabajo, o viajaban menos?

Con el tema de la crisis, no se preveen viajes, es “trata de conseguir la información cómo sea”. Ni siquiera te planteas la posibilidad de viajar. Te hablo por al experiencia de la otra corresposnal que, aun cuando no estaba en auge la crisis, la autorizaron a hacer dos viajes dentro de España como mucho. Porque siempre se cuenta mucho el dinero.

Y la empresa a la que pertenece El Comercio será pequeña entonces.

No, es inmensa.

¿Y qué más servicios ofrece?

El Diario El Comercio, que es un referente. Y tiene cinco productos “especiales” [piensa], cinco revistas, una de economía, otra de deportes, de familia, revistas especializadas. Tiene una radio. Un vespertino diario, Últimas noticias, que es un “bum” en Ecuador, y es “super-leído” desde hace muchos años.

No es un imperio, que parece algo así como prepotente pero sí es una empresa muy grande. Pero parece que se están ahorrando costos en corresponsalías por el tema de la crisis

Aquí sí es una empresa pequeña.

 

Vamos a hablar de Periodismo y de Wikileaks. En Ecuador, ¿se está siguiendo el tema?

Hay es dónde estoy un poco desconectada. Si puedo decir que es un tema que interesa, está en boca de todos. Interesa también porque se filtró una declaración del Canciller ecuatoriano que ofrecía asilo a Julian Assange. A partir de eso, se generó toda una polvareda, Rafael Correa trato de aliviar las palabras y dijo que no, que primero habría que hablarlo… Ahora se especula que Wikileaks tiene documentos relacionados con Ecuador, que ofrece asilo a cambio de que no hable. Fuentes importantes del países dicen que se debe a eso.

Pero es un tema tan importante para Ecuador porque Rafael Correa se ha definido siempre con el ala alternativa de la política y Julian Assange está también en ese ala.

Alternativa, dice. Exactamente, ¿qué significa eso?

Que no está [piensa], que no está tratando de seguir los lineamientos del mercado, que se está plantando a las multinacionales, a las petroleras. Que en el discurso no plantea defender al mercado sino a las personas, habla de un pasaporte universal… Está en el ala alternativa, como Evo Morales o un poco Lula.

Julian Assange se encontraría en ese entorno alternativo en el tema de la comunicación. Entre los electores y la gente del Gobierno de Correa, se ve a Assange como un dios, un ídolo.

 

En algún cable se dice que EEUU pidió a España que ejerciesen presión sobre los jueces en el tema del cámara asesinado, José Couso.

En un primer momento se trató de desprestigiar los descubrimientos de Wikileaks: más de un periodista y tertulianos decían “¿Cómo pueden valorar eso si solo hablan de que Gadaffi se pone bótox, de que Kichner es una histérica y necesita ayuda mental”. Y me da mucha pena deslegitimar información tan relevante como que jueces españoles hayan sido presionadas por las autoridades americanas para no obrar de forma adecuada en defensa de un ciudadano suyo. Y que se haya usado esa presión para no detener a estos soldados. Me parece una información importantísima y de probarse me parecería terrible que sigan mediando los intereses de la mayor potencia mundial en detrimento de un ciudadano español que murió en el ejercicio de la defensa del derecho de informar a la gente y que estaba haciendo su trabajo. Le asesinaron, fue un asesinato.

¿Le parece bien que estos medios -Le Monde, El País, Der Spiegel, New York Times y The Guardian- hayan publicado esta información?

A mí me parece importante, creo que todas las ciudadanos tenemos derecho a la transparencia de información. Yo entiendo que deben haber secretos de Estado por el tema de seguridad; sería muy idílico que escucháramos todas las conversaciones de Zapatero con Rubalcaba. Pero esto no son temas de seguridad, sino de transparencia informativa mínima: yo exijo que me digan qué tipo de diplomáticos están gobernando en el país donde resido y en el país donde he nacido. Y los estadounidenses deberían exigir transparencia sobre las formas de diplomacia que tiene su país que se están desvelando como vergonzosas.

 

Ahora se dice que Assange se ha entregado en Reino Unido. ¿Qué espera que pase?

No tengo información sobre si EEUU puede juzgarle en el tema de espionaje, revelación o atentados contra la seguridad. No lo sé. Yo espero que no, porque no se ha atentado a la seguridad de nadie. Se habla de que el terrorismo podría aprovecharse de la información revelada. Yo querría saber en qué ámbito se podría beneficiar el terrorismo internacional. Pero si esperaría que no hubiera la posibilidad jurídica de que el Gobierno de EEUU le quiera cerrar la boca.

Y por otro lado sí que entiendo que se deba separar la vida privada de Assange, porque él se ha entregado por cuatro acusaciones, entre ellas violación y acoso sexual y tendrá que juzgarsele por eso, olvidándonos que es el líder de Wikileaks.

Mi opinión es que es raro que, justo ahora que se lanza la mayor filtración de documentos, aparezcan estas acusaciones.

En realidad ha ido cambiando. Ahora una de las mujeres le acusa de haber tenido sexo con él, pero sin usar preservativo. Y es delito no avisar.

Yo sé que ellas denunciaron en el verano, no sé cómoo funciona la justicia en el país pero, coincide de una forma un poco increíble para los “mortales” que estamos aquí que, justo ahora, aparezca esta acusación. Pero no le quito credibilidad a que pueda ser cierto y creo que debe ser juzgado.

Yo (evidentemente) y Roxanna (me sorprendió su altura y su edad)

El semanario

Es la editora del semanario aquí, ¿qué supone ese cargo?

Por el tema de la crisis, haces de todo. Desde siempre he hecho de todos, desde redactar temas, buscar noticias, corregir temas de mi otro compañero periodista, proponer temas a ecuador, resolver portada, decidir los temas qué tienen que ir en portada, con los titulares… Haces de todo. Haces producción: llamas por teléfono para conseguir una foto. De todo.

 

Me ha parecido curioso que hablaban de bares de Madrid en el Semanario…

Esa noticia es mía y la mandé a Ecuador. Fue un pedido para Ecuador, pero también se aplica aquí, porque a los ecuatorianos les gusta salir de marcha.

Les encanta el concepto de la marcha madrileña [risas] , del tapeo, de bares… Es algo que encanta. Una de las cosas que más les interesa, la gastronomía española, la caña con tapa [más risas].

Qué curioso.

 

Los interesados en el periódico, ¿dónde lo consiguen?

Está en una red de locutorios, de tiendas latinas, de espacios donde hay mucha cocnenetración de inmigrantes. En algunas paradas de metro.

__

Tengo que darle las gracias a Roxanna que fue muy maja y agradable y que me enseñó muchas cosas sobre el Periodismo.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s