Crítica Kick Ass: Una mañana pateando traseros


He visto en la facultad Kick Ass, adaptación del cómic de Mark Millar y Romita Jr (dos grandes en sus respectivos puestos) y… WOW.

La adaptación es muy buena. Se toma algunas libertades perdonables, que se notan, pero que no molestan nada. La primera mitad de la película es clavada al cómic. Es en la segunda parte donde cambia.

Tiros, sangre, algún miembro seccionado y mucha polvora.

Tiene muchos detalles graciosos: Dave viendo sus radiografías, llenas de placas: soy Lobezno. Mindy con coletitas entrando en el edificio de los malos “He perdido a papi y a mami”. Red Mist y Kick Ass bailando en el “Bruma móvil“. Y muchos que son spoiler.

LA BANDA SONORA ES GENIAL. Le pega muchísimo, están perfectamente escogidas y situadas. Las más rockeras, como no, van a las escenas de más acción y pegan como si hubieran nacido juntas.

LOS ACTORES. Hay cuatro personajes perfectos y luego está Nicolas Cage.
En primer lugar, Dave, interpretado por Aaron Johnson que tiene pinta de ser tan pringado como su personaje. Aunque es más guapete, le pega el papel.
Si hablamos de pringados toca Christopher Mintz-Plasse, que interpreta a Chris D’Amico, Red Mist. Habla “azí, como un poco rado”. Es tan tonto y gracioso como en el cómic. Al final, tiene su escena maquiavélica que queda genial.
Chloe Moretz interpreta a Mindy Macready, Hit Girl, y ha pasado de dar voz en una serie de Winnie the Pooh a manejar una automática como a muchos polis de Nueva York les gustaría. En la peli dicen “Creo que me enamorado” “Es un poco joven” “Da igual, me reservaré para ella”. Pues más o menos. Mindy es la combinación perfecta entre la ternura de Hello Kitty y el sadismo de Jack el Destripador. Es súper-mona. Como en el cómic.
Mark Strong (que saldrá en Green Lantern) interpreta a  Fran D’Amico, un mafioso metido en drogas y cosas de malos. Tampoco se parece físicamente, pero su interpretación me ha parecido muy creíble.
Y por último, Big Daddy. Lo mío con Nicolas Cage es insuperable. No me mola, me ha parecido sobre-actuado.  Eso sí, como en Ghost Rider tienes la suerte de que le tienes que ver poco el careto. La escena final de su personaje sí me ha molado.

No me gusta:

Lo que pasa entre Dave y Katie. Eso cambia totalmente la historia. En la película queda bien, pero no termina de convencerme.
Los efectos especiales no son especialmente buenos, valga la redundancia. Quedan falsos.

Me gusta:

El sadismo de la película, aunque es algo moderado con respecto del cómic. La música. Y el regalito que encargan por Internet.

Conclusión:

He salido muy contento de la facultad. Las escenas de acción son muy movidas y no aburre en todo el metraje.
Tiene algunas cosas que sobran y otros añadidos muy buenos (la batalla final). No le pongo un sobresaliente por el problema de los efectos y por Nicolas Cage. Un 8 .

Anuncios

5 comentarios en “Crítica Kick Ass: Una mañana pateando traseros

  1. Pingback: Tweets that mention Crítica Kick Ass: Una mañana pateando traseros « Literatura y Periodismo -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s