El nuevo panorama audiovisual: entre el ocaso del pluralismo y el nuevo amanecer de la televisión pública


Por fin ha salido el número 9 de la revista cultural gratuita El Zoco: La primera a la izquierda, referente en la villa de Leganés. Y, por segunda vez, viene con un artículo firmado por mi.
En ese artículo hablo del futuro de la televisión en España. El artículo lo podéis encontrar en todo lo que huela a cultura de Leganés o en la aplicación my-ebook.

También podéis visitar la web, donde publicaron su manifiesto.

Os dejo con el artículo.

La televisión se enfrenta a dos importantes cambios afectarán a la manera en que se verá la realidad.

En primer lugar, hemos asistido a dos fusiones, y no hablo de el agua convirtiéndose en vapor, ni de la energía nuclear. Hablo de fusiones empresariales, la de Telecinco con Cuatro y la de Antena 3 con LaSexta. Y en segundo lugar, el gran paso adelante de tener una televisión pública sin publicidad comercial, como la BBC.

Empiezo con las fusiones. Una fusión consiste en que dos empresas pasan a ser una, con beneficios económicos para ambos. Eso es algo que todos sabemos. Algunos dirán: “¿qué más da? La televisión no desparecerá y habrá los mismos canales”. Correcto. Pero algún lector más avispado se dará cuenta que hay algo más.

Sigamos con obviedades. Las televisiones pertenecen a empresas, grandes grupos mediáticos que además poseen radios, periódicos, revistas… Lo que la gente utiliza para estar informado. Por ejemplo, PRISA posee EL PAÍS, Cuatro, la SER… El grupo Antena 3, tiene la cadena homónima, Onda Cero… Telecinco pertenece a Mediaset. LaSexta es de Mediapro, que tiene El Público, Gol TV.

El futuro de la televisión es incierto

¿No se dan cuenta ya de lo que ocurre? El mismo de antes, dirá que no. Pero el lector inteligente ya se dará cuenta. Hablamos de que cuatro empresas informativas, con líneas editoriales e ideológicas distintas se convertirán en dos. Se habrán dado cuenta ya de que si cuatro empresas informativas, con su influencia en la sociedad, con distintos público y distinta ideología se juntan en solo dos, desaparecerá algo llamado pluralismo. Esa palabra significa que en televisión, en radio y en prensa, todos los sectores sociales tengan voz. Que haya teles de derechas, radios de izquierdas y periódicos que laman el culo a uno u otro partido. En la facultad nos enseñan que lo deseable es la objetividad, no en el sentido de contar historias planas, sin pasiones y aburridas; sino en el sentido de obviar ideologías y ser sinceros, respetuosos y honrados con nosotros mismos y con nuestro público.

Dentro de eso, las empresas tiene líneas editoriales más o menos marcadas. Y en este sentido tenemos Cuatro, que Mediaset (empresa de Berlusconi) ha comprado y tiene una participación del 78%, dejando a Prisa con un 22 % nada más. Primer cambio: Telecinco y Cuatro tendrán el mismo jefe. ¿Os imagináis a Gabilondo metiéndose con Il Cavalieri, su nuevo jefe? De hecho, Gabilondo se ha marchado a CNN+. Segundo cambio: LaSexta (“los amigos de ZP”) unidos a Antena 3.

Está claro de que si pasamos de cuatro empresas a dos, el pluralismo será mínimo, si no es igual a cero. Y ya no solo hablamos de ideologías. También se verá afectada la programación. Si Telecinco y Antena 3 son expertos en “prensa” rosa, en tertulias y en famoseo, se lo contagiarán a las otras cadenas. Programas como Sé lo que hicisteis, el Intermedio, desparecerán de Antena3-LaSexta y Vaya tropa, El Hormiguero morirán en Telecinco-Cuatro. No van a resistir ni programas de crítica política, ni la crítica a las norias y salsas varias.

Esto es lo preocupante: ni pluralismo político ni de programación

Por otro lado, tenemos una buena noticia: el ente público ya no tiene publicidad comercial. La financiación se basará en el 80% de la tasa sobre reserva del dominio radioeléctrico (tasa ya existente que pagan particulares y empresas), el 0’9% de los ingresos brutos de explotación de los operadores y el 3% de los ingresos brutos de explotación de las empresas concesionarias de la televisión privada.

Es bueno, porque nos equipara con Europa [eso que se dice para todo contra lo que se protesta (Bolonia, por ejemplo)] y porque así, conseguimos una televisión de más calidad. Aparte de la publi, comercial, desaparece el cotilleo y se crea más tiempo de cine. Además, como cadena pública dará voz a todos los actores sociales, con información sobre sindicatos, partidos, asociaciones…

En conclusión, nos encontramos ante un nuevo comienzo en la realidad audiovisual. La pluralidad desaparecerá en las televisiones privadas y, veamos lo que veamos, seremos condicionados por los mismos. Y la televisión pública apuesta por un nuevo modelo, que estos primeros días está teniendo bastante éxito.

Estamos entre el ocaso del pluralismo y el nuevo amanecer de la televisión pública. ¿Mañana qué ocurrirá?

Anuncios

3 comentarios en “El nuevo panorama audiovisual: entre el ocaso del pluralismo y el nuevo amanecer de la televisión pública

  1. Excelente artículo. En clase estuvimos debatiendo sobre ese tema y abordamos lo del pluralismo, pero las conclusiones a las que llegamos están a años luz de las que has sacado tú.

    Enhorabuena por la publicación 🙂 un saludo!

  2. Pingback: ¡6 meses ya! « Literatura y Periodismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s